Si a la falta de mantenimiento de las instalaciones, sumamos la presencia de minerales en el agua, como la cal, la cual comienza a cristalizarse en cuanto el agua dura empieza a circular a través de las instalaciones.

Estos cristales se adhieren entre sí en las superficies, produciendo inmediatamente incrustaciones calcáreas sólidas que tienen consecuencias destructivas, provocando:

Soluciones de mejora de la calidad del agua a través de la instalación de ablandadores o sistemas antincrustantes forman parta de las soluciones que brindamos en condominios o conjuntos habitaciones que poseen sistemas centralizados de agua.