Un alto porcentaje de instalaciones de sistemas solares térmicos no funciona adecuadamente, bien por un mantenimiento inadecuado o inexistente, o incluso, por una mala instalación o diseño del sistema.

Las comunidades de edificios son las grandes afectadas. Generalmente los propietarios desconocen que el sistema no funcione, o no lo haga con el nivel de eficiencia adecuado; debido a que el sistema auxiliar que respalda la instalación sigue cubriendo la demanda, por lo que el servicio sigue funcionando con normalidad, pero con importantes y elevados costos de gas para la generación del agua caliente que se usa diariamente.

La suciedad ocasionada por la contaminación ambiental, smog, hollín y polen reduce la eficiencia de los sistemas solares térmicos hasta un 20%.

El sistema de limpieza utilizado por Hidrobox proporcionan captadores solares completamente limpios y, con ello, un rendimiento hasta un 20 % superior en comparación con los captadores muy sucios.

En cualquier sitio donde estén en servicio instalaciones solares térmicas, en particular, en los lugares sometidos a fuerte contaminación, que es el caso de Santiago, es posible asegurar el rendimiento de la energía solar

 

Para mayor información